jueves, 1 de septiembre de 2011

ANALISIS DE LA OBRA LITERARIA - EL TUNGSTENO

I. PARTE INFORMATIVA

1. Argumento de la Obra Leyendo la novela "El Tungsteno", publicada por la Editorial Madrileña Cenit en su colección de la Novela proletaria, es evidente que César Vallejo, había escojido y creía que su función de escritor era poner su inteligencia y su pluma al servicio de la clase obrera. En la novela, Vallejo presenta por una parte la realidad de la explotación del trabajador (peruano es esta caso, como hubiera podido ser de cualqueir otro país) y por otra, trata de explicar de acuerdo con sus teorías, el cómo y el porqué de esa explotación; finalmente trata de indicar al lector el camino, único en su opinión, que puede llevar a resolver esa situación en veneficio de la calse obrera. La lección final que Vallejo queria inculcar al lector proletario de su novel, como al lector general, es que solo la solidaridad, la organización a la manera como la prepara el obrero Servando Huanca en las minas de Quivilca, ofrese posibilidades de éxito. Organizar y aprovechar todas las reveldías; la del intelectual insatisfecho que se pone al servicio de la clase obrera; la del capataz ofendido por la prepotencia patronal; la del nacionalista resentido por la explotación extranjera de su país, y base de todo; la del peón; al del obrero explotado, todos bajo la dirección de quien dedique su vida a la labor revolucionaria. Cuando la empresa norteamericana "Mining Society" logró por fin adueñarse de las minas de Tungsteno de Quivilca, en el departamento del cuzco, de inmediato llegó al Perú la orden gerencial de Nueva York disponiendo el comienzo de la extracción del mineral. Una avalancha de indios procedentes de Colca llenó la mina en poco tiempo para satisfacer las labores de minería. En Quivilca se instalarón junto a los peones y mineros, Mister Taik y Mister Weiss, gerente y subgerente de la Mining Society; el cajero de la empresa Javier Machuca; el ingeniero peruano Baldomero Rubio; el comerciante José Marino, que había tomado la exclusiva del bazar y la contrata de Peones para la Mining Society; el comisario del aciento minero Valtasari y el agrimensor Leonidas Benites, indios de la región fueron ingenuamente estafados por obreros, peones y sobre todo por los inescrupulosos Marino, Machuca y Baldazari. Los soras cambiaban sus plantaciones y sus animales por cosas banales como garrafas, franelas en colores, botellas pintorescas, paquetes polícromos, fósforos, caramelos, vasos transparentes, etc. Los Soras se sentían atraidos por estos objetos, como ciertos insectos a la luz. El primero en operar sobre las tierras de los Soras para enriqueserce fue José Marino, quien formó una sociedad secreta con el ingeniero Rubio y el agrimensor Benites. Este contubernio tubo que vérselas en apretada competencia con Machuca, Baldazari y otros, que también despojaban de sus bienes a los Soras. José Marino adulaba a todo el que de uno u otra manera, prodría serle útil. un día que marino debía ir de Quivilca a Colca, se reunieron en su bazar para despedirlo, Leonidas Benites, Mister Taik y Mister Weiss, el comisario Baldazari, Rubio y Javier Machuca. Las botellas de campaña fueron desfilando raudamente y cada, ¡salud!, Marino no desaprovechaba la oportunidad para adular a todos los presentes. Cuando ya estaban ebrios Mariono propuso jugar a la "Rosada" a los dados; esta era uns de las queridas de Marino. Muchacha de 18 años, serrana, ojos grandes, negros y empupurados, mejillas candorosas, la había traido de Colca, como querida, un apuntador de las minas, junto con sus hermanas Teresa y Albina. El ganador del premio fue el comisario Valdazari; Marino de inmediato envió a su sobrino Cucho en busca de la muchacha, quien llegó a los pocos minutos. El exceso del licor provocó tal degeneración que la Rosada, que se llamaba Graciela, fue poseida por todos los presentes. La muchacha se había negado a las exigencias de José Marino, pero este le había dado una pósima que la embriago hasta privarla. La muchacha no vío el amanecer y murió por efecto de la droga que le administrara José Marino. Mister Taik exigió absoluta discreción. La llevaron a su casa y le dijeron a sus hermanas que le había dado un ataque y que ya le pasaría. Al otro día la enterraron. Las hermanas de la difunta fueron donde Mister Taik a pedirle justicia por que consideraban que a su hermana lo habían matado. El gringo las botó y todo quedó archivado en el pasado. En Colca José Marino tenía otro bazar en sociedad con su hermano Mateo; la firma se llamaba Marino hermanos. Los hermanos Marino eran originarios de Mollendo y hacía unos 12 años que se habían establecido en la sierra. Poco a poco habían ido escalando posiciones para llegar al lugar en que estaban, pero siempre con la adulación y la falta de escrúpulos como armas. Había en la casa de Mateó una india rosada y fresca bajada de la puna a los 8 años y vendida por su padre un mísero aparcero, al cura de Colca; se llamaba Laura y cuando José venía de Quivilca, Laura solía acostarse también con él a escondida de Mateo; Laura en el fondo odiaba a su patrón y amante; cuarenton, colorado medio legañoso, redrojo, grosero, sucio y tan ávaro como su hermano José. La raíz de este encono radicaba en el hecho del desprecio encarnizado e insultante que Mateo ostentaba por Laura cuando había gente de Marino hermanos, a fin de que nadie creyese lo que todo el mundo creía: que era su querida; esto le dolía profundamente a Laura. José retenía con la astucia y el engaño, prometiéndole que la haría su mujer ante todos, cuando el tonto de su hermano Mateo la dejara como lo hizo con madre de su hijo Cucho. Esa noche fue Mateo el primero en deslisarce hasta la cocina donde dormía Laura para poceerla brutalmente. A los pocos minutos fue José, quien aprovechando que Mateo dormía visitó a la joven india en la cocina. Laura le confesó que estaba preñada de él; este se negó a tal compromiso. José había contado a su hermano que Mister Taik le había pedido 100 peones mas para la mina de Tungsteno que explotaba la Mining Society. Como no era fácil convencer a los indios para tan dura tarea, en la cual ya había desaparacido los Soras , fueron a buscar al Subprefecto Luna para que les facilitara dos gendarmes. Este les manifestó que carecía de personal y que el escaso que estaba a su cargo los tenía ocupados "cazando" conscriptos. Dos yanaconas Braulio Conchucos e Isidoro Yépez, fueron traidos desde Guacapongo a Colca, para ser enrolados en el servicio militar. Sin nombre, bajo un sol abrazador, los encallesidos pies en el suelo, los brazos atados hacia atrás, amarrados por la sintura con un lazo de cuero al pescueso de las mulas, los yanaconas fueron arrancados de sus hogares y atravezando ríos, quebradas y pedregales, fueron llevándose a Colca ya casi agonisantes por dos crueles y sanguinarios gendarmes. El pueblo sediento de venganza se vuelca contra las oficinas del alcalde y liderados por el herrero del pueblo, Servando Huanca exigen justicia. Braulio Conchucos no puede resitir mas tiempo y cayó muerto en la oficina del alcalde Parga, delante del prefecto Luna el secretario Boado el juez Ortega, el gamonal Iglesias y el médico Riaño quien certificó su muerte. Servando dio entonces un salto a la calle entre los gendarmes, lanzando gritos salvajes, roncos de ira sobre la multitud ¡un muerto! ¡lo han matado los soldados! ¡abajo el subprefecto! ¡viva el pueblo! La confusión, el espanto y la refriega fueron instantáneos. El enfrentamiento entre la gendarmería y los indios tuvo como epílogo la persecución de estos últimos con el pretexto de restablecer el órden público. No se respetó ninguna vivienda; todos fueron violentadas en busca de los sublebados. Los mas encarnizados en la represión fueron el juez Ortega y el cura Velarde. En una reunión ofrecida por el alcalde Parga, los hermanos Marino llevaron a un rincón al subprefecto Luna y lo convencieron para que este les facilitara 25 indios que estaban en la cárcel, los cuales en la madrugada, emprendieron viaje a las minas de Quivilca. Pocas semanas después, el herrero Servando Huanca conversaba en Quivilca con Leonidas Benites, quien había sido arrojado de su puesto de agrimensor. Perdiendo además su sociedad de cultivo y cria con José Marino. Con palabras desgarradoras Huanca logró que Venites despertara del letardo en que estaba sumido y se diera cuenta que los probres indios eran no solo explotados, sino también maniatados por los yanquis y por los malos hombres de José y Marino que servía incondicionalmente a tipos sin escrúpulos como Mister Taik. Benites proporcionó un documento que demostraba que Mister Taik no era yanqui si no alemán y que esa evidencia podía fregar a la Mining Society. Ambos hombres se unieron para iniciar la rebelión de los indios contra sus opresores. Lo que había terminado de descidir la actitud de Benites, en el amor que sentía por la difunta Graciela a quien él recordaba y amaba en silencio.

2. Bibliografía del Autor César Vallejo nació en Santiago de Chuco en 1982 y falleció en París en 1938, el desgarramiento, la muerte y el dolor de los desheredados encuentran en Vallejo su mayor intérprete. Es la suya una honda sencibilidad tránsida de dolor y amor por la humanidad. El inmortal autor de "Los Heraldos Negros" gestó y desarrolló majestuosamente una telúrica obra enraizada en la sangre misma del pueblo, de ahí su mística y volcánica esencia. Algunas obras de Vallejo: Los Heraldos Negros (1918) Trilce (1922) Poemas Humanos (1939) España Aparte de mí este Cáliz (1940) Obra Poética Completa (1986) El Tungsteno Relatos Fabla Salvaje Escalas Melografiadas.

3. Contexto Histórico.- Una obra que reflejó a nivel internacional por el hecho la colonización abzurda por parte de un grupo proletario que no respetaba ni a la ley; hasta la ley estaba corrompida, dejando un reflejo internacional. El estado en que se encotraba en aquel entonces el Perú en cuanto a su economía, muy pobre y no se podía invertir venian extranjeros y hacía de la suya con los campesinos e indios de esa época explotándolos maltratándolos. Una obra basada a la realidad que vivío en esa época el Perú.

4. Corriente literaria. Novela perteneciente al Género vanguardista. Realismo = es una novela que ya existe, el realismo hay un intento de plarmar la realidad de una manera real.

II. ANALISIS 1.

Título de la Obra:
Denotativo.El Mineral
Conotativo.Sintetiza la explotación del hombre andino, símbolo de la colonización el imperialismo existete.

2. Tema: La explotación Inhumana Vallejo presenta por una parte la realidad de la explotación del trabajador (peruano es esta caso, como hubiera podido ser de cualquier otro país) y por otra, trata de explicar de acuerdo con sus teorías, el cómo y el porqué de esa explotación; finalmente trata de indicar al lector el camino, único en su opinión, que puede llevar a resolver esa situación en veneficio de la calse obrera.
3. Sub-Tema. La vida social que llevava el pueblo de Quivilca ante el abuso cometido por los Nuevos Propietarios de la Mina Tungsteno. - Orfandad de los niños - La violación en la reunión de los gerentes en Quivilca - Revelión encabezado por Servando Huanca - Engaños - Creencias de Leonidas Benites - Abuso de Autoridad - Desprecio a los indígenas por los mineros - Ingnorancia de los indígenas - La inmoralidad del cura.
4. Acontecimientos. - Llegada de la empresa - Levantamiento del campamento - Reunión, seciones - Desposo de los soros - Juego del cochito entre los jefes de la empresa - Muerte de Graciela y encubrimiento - Viaje de José Marino a Colca - Expulsión de Benites - Mateo y José comparten a Laura - Reunión con el alcalde - Llegada e intervención de Servando Huanca - Muerte de Braulio - Levantamiento del Pueblo
5. Técnica Narrativa. Descripción, una serie de discursos, narraciones diálogos esta en 3 ra persona gramatical.
6. Lenguaje Del Autor: Sencillo y Comprensible De los personajes: Habla de acuerdo a su calse social ejemplo no se p'taita.
7. Personajes.
Principales. - Mister Taik (gerente de la mina) - Mister Weiss (sub-gerente de la mina) - Javier Machuca (cajero de la empresa) - Baldomero Rubio (ingeniero de la mina) - José Marino (comerciante) - Baldazari (comisario del acentamiento minero) - Parga (alcalde del pueblo)
Secundarios. - Teresa - Albina - Cucho (sobrino de Marino) - Graciela "la rosada" - Mateo (hermano de Marino) - Laura (india amante de Marino) - Luna (Subprefecto) - Servando Huanca (herrero del pueblo) - Ortega (juez del pueblo) - Iglesias (gamonal) - Riaño (médico) - Velarde (Cura)

8. Espacio. Macrocosmos. Cuzco, Perú
Microcosmos.Quivilca, Salriduedas, Ambientes de la Subprefectura de Colca, Ríos, Patará y Guayapo Referencia. EE.UU. Rusia, Lima, Mollendo
9. Tiempo Cronológico. De 2 ó 3 meses aproximadamente
Histórico. Se remonta de 1916 - 1920.

10. Valorización Personal de la Obra Tiene un alto contenido social hacen ver las diferentes clases sociales, refleja acontecimientos sociales como levatamiento. Nos hace ver que los países subdesarrollados sufren siempre la pobreza y quienes sufren son los desposeidos.

11. Criticas Acerca del Autor y la Obra En el Tungsteno lo que mas destaca es el contenido y no así la forma. Tiene incoherencias. Es considerado como una novela nativista indigenista.

1 comentario:

  1. Falta la naturaleza de la obra:
    -Movimiento literario
    -Género literario
    -Especie literaria
    -Capítulos
    FIGURAS LITERARIAS, etc, pero el resto buenísimo ;)

    ResponderEliminar